Weeds

“Weeds” fue uno de los primeros grandes éxitos de la cadena Showtime, y la primera serie de esa señal en superar la barrera de los 100 episodios (luego fue superada por Shameless), tenía a la viuda Nancy Botwin (Mary-Louise Parker) emprendiendo su camino como dealer de marihuana en el suburbio de Agrestic. Sin nociones del manejo de droga, y menos de cómo convertirse en capo narco, su familia también va ingresando en el negocio. Sus hijos Silas y Shane descubren pronto cómo es que su madre genera ingresos para seguir viviendo en uno de los lugares más caros de California. La aparición de su cuñado Andy será la salvación: ese eterno adolescente que se niega a sentar cabeza será su cómplice en todas las locuras que van planeando para seguir adelante con la venta de weed.

El abanico de personajes típicos de esas urbanizaciones selectas se completa con un contador corrupto (Doug), un abogado poco ético (Dean), la dueña de la plantación de marihuana (Heylia) y Celia, una vecina alcohólica que quiere convertirse en miembro de la junta directiva del barrio, interpretada por la siempre genial Elizabeth Perkins. Es justo este último caso el que demuestra cómo la serie perdió su rumbo luego de la tercera temporada, cuando deciden dejar Agrestic para expandir la historia a otros territorios. Tanto se desdibujaron los personajes y el argumento general que Perkins abandó su personaje tras el final de la quinta temporada y jamás supimos qué fue lo que ocurrió con la despiadada y patética Celia tras su intento de comenzar su propio negocio de drogas.

El suceso en el momento de su emisión era tan grande que el creador Jenji Kohan estiró el programa muuucho más allá de lo aconsejable. Lo dicho anteriormente, desde el final del tercer año hasta su desenlace la vida de Nancy va tomando caminos cada vez más ridículos: enfrentar a carteles mexicanos, su casamiento con un político corrupto alcalde de Tijuana, diversas plantaciones por varias ciudades, su incorporación a una multinacional como proveedora, la contratación para trabajar como representante de una farmacéutica y un interminable etcétera. Por fortuna, los tres episodios finales regresan a donde todo comenzó y vemos, después de años, a casi todos los personajes que amamos en el tramo acontecido en Agrestic. Casi todos, claro, porque Perkins y su Celia no volvieron. Jamás.

Por Damián Serviddio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s