Nace una estrella

Seguimos recomendándote pelis para volver a ver durante esta cuarentena, y esta es ya todo un clásico. La remake de “Ha nacido una estrella” tiene en Lady Gaga y Bradley Cooper (que también oficia de director y productor de la cinta) los dos pilares que necesitaba para no defraudar. Proyectada a la prensa en una sala con sistema Dolby Atmos -tecnología de sonido envolvente- uno siente que está en cada uno de los recitales y estudios de grabación que la pareja va recorriendo a lo largo de poco más de horas de película.

La historia, para aquellos que aún no la hayan visto o no estén todo el día escuchando su hermoso soundtrack a través de Spotify, cuenta la historia de Ally, una camarera que por esas cuestiones del azar se topa con una mega estrella, Jackson, en el bar de transformistas en que ella suele cantar varias veces al mes. Flechazo casi inmediato, el camino ascendente a la fama de Ally -y a los lugares más oscuros de la industria- será meteórico. Los problemas con el alcohol de Jackson no ayudarán a mantener estable el vínculo entre ambos. Sin embargo, superando traspié tras otro logran consolidar su pareja en medio de celos, tours y adicciones.

Cooper ya había demostrado su capacidad de alejarse de los roles de galán para entregar actuaciones contundentes, pero no por ello deja de sorprender la química y el amor que se ve en sus ojos en cada escena que comparte con Gaga. El rol parece cortado a la medida de la cantante que durante gran tramo de la película logra despojarse de todo maquillaje y excentricidad que la llevaron a ser una gran figura de la música. La industria, salvaje, poderosa y demandante hará que las convicciones de ambos tiemblen por diferentes motivos. Es más que atractivo el arco por el que transita el personaje de Ally desde su baja autoestima y la poca confianza en su capacidad de compositora hasta los tramos en donde es consagrada como revelación de ese mundo que tanto anhelaba pero al que, al mismo tiempo, temía y rechazaba. Imposible no terminar de ver la película y quedar enamorado de ellos dos y querer seguir escuchando sus canciones desde el celular, sin importar dónde estemos.

Por Damián Serviddio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s