La vida secreta de tus mascotas 2

Tres años después de la película original, nos volvemos a encontrar con el perro Max y sus amigos. Ellos no son muy fanáticos de los niños, pero todo cambia cuando Katie queda embarazada y nace el pequeño Liam. Max se ve invadido por el bebé, desplazado, sentirá que su casa ya no es segura. Eso se modifica cuando Liam llega a los cuatro años y se hacen amigos inseparables. Ahí crece el mayor temor de ambos: el primer día de clases en el preescolar. Antes de ese cambio en la vida de los dos, podrán tener una última convivencia extendida yéndose de vacaciones al campo.

Colores brillantes y música atractiva siempre es un combo infalible para el público infantil. Si le sumamos personajes conocidos y muy graciosos (como el conejo Snowball que se lleva casi todas las carcajadas), estamos frente a un éxito absoluto. Hay mucho jazz en la banda sonora y un viraje inteligente: abrir el juego y contar varias líneas argumentales dividiendo a las mascotas en diferentes historias simultáneas. Los productores lograron construir una secuela a la altura (o incluso superior) a la primera parte. Hay guiños a los adultos, como la visita de Max al veterinario/psicólogo especializado en desórdenes de conducta animal. La duración de la secuela, menos de 90 minutos, también fue una decisión inteligente, ayudando a que los niños mantengan la atención durante toda la peli. Los más grandes pueden ver la poquísimas versiones subtituladas para escuchar las voces de Harrison Ford, Kevin Hart y Patton Oswalt, entre otros.

Por Damián Serviddio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s