Noche de juegos

La premisa puede resultar familiar y con varios puntos de contacto con “Una noche fuera de serie” (incluso sus nombres originales son muuuy parecidos: Game Night y Date Night), pero de a poco intenta encontrar su rumbo. Aquí no hay un matrimonio cansado de la monótona vida familiar que se ve envuelto en conflictos con el crimen, sino una pareja experta en juegos de mesa. A partir de la propuesta del hermano de él de llevar esas noches de juegos un poco más allá, un secuestro ficticio se confunde con uno real y ahora el grupo de amigos debe intentar entender qué está ocurriendo para poder terminar la noche con vida. Rachel McAdams y Jason Bateman tienen mucha química como la pareja central y un ritmo perfecto para mezclar la comedia con los tramos más volcados hacia el thriller disparatado. Incluso Kyle Chandler (Bloodline) tiene el poder de hacernos reír, faceta que desconocíamos. Quien está absolutamente desaprovechado en las pocas escenas que tiene es Michael C. Hall que poco puede hacer con el ridículo personaje que le tocó en cuestión y los escasos minutos que tiene en pantalla no terminan de desplegar su potencial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s