Reapareció en Mendoza el gato andino

En la Reserva Natural Villavicencio y después de más de 10 años de búsqueda, pudo avistarse un gato andino, el felino más amenazado de América y considerado en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Es de tamaño pequeño y habita en ambientes áridos desde Perú hasta Neuquén, por lo que suele ser difícil de ver. De acuerdo a lo publicado por el diario La Nación, las tareas de vigilancia son llevadas a cabo por la Alianza Gato Andino, el sitio RAMSAR Villavicencio de la Fundación Villavicencio y la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, a través de la Dirección de Recursos Naturales.

“Esta dependencia de los roquedales, que están naturalmente aislados en el paisaje, asociada al difícil acceso y al carácter huidizo natural de los pequeños felinos, han hecho que sea una especie muy poco conocida a nivel mundial y se considera amenazada de extinción en toda su distribución. Las principales amenazas para la conservación de este elusivo felino en la región son la cacería por parte de los pobladores, ya sea por represalia o provocada por perros sin control, y el desarrollo de actividades de industrias extractivas que no incluyen a la especie en sus estudios de impacto ambiental”, explican desde la Secretaría de Ambiente.

En julio del pasado se colocaron cámaras-trampa en diversas zonas de la reserva priorizando áreas donde hubiera mayores probabilidades de obtener registros de presencia de la especie. “Este hallazgo nos trae muchas esperanzas y confirma que estamos en buen camino, y que el compromiso de conservación con el que Aguas Danone de Argentina trabaja desde hace ya 20 años nos demuestra, una vez más, la importancia de proteger nuestras riquezas naturales. Esto se da en el marco de todas las acciones que realizamos desde Fundación Villavicencio para la protección y conservación de la reserva. Es así como en los últimos 10 años logramos eliminar los incendios forestales, bajar significativamente el impacto de la basura y prohibir el ingreso de cazadores furtivos y tramperos. Fue gracias al trabajo de nuestro personal en campo, a un área técnica dedicada a monitorear y lograr eficacia en el manejo del área, como así también a la educación de nuestros visitantes con cartelería en ruta, educación ambiental otorgada por nuestros guías intérpretes, y nuestro programa de Educación Ambiental”, aseguró Silvina Giudici, responsable de la RNV, en dialogo con La Nación. “La acción colaborativa e interinstitucional es para nosotros la base de nuestro trabajo, tanto con el Estado como con las universidades y el sector científico. Este es un ejemplo más de que se pueden lograr excelentes resultados trabajando en conjunto”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s